CCOO Andalucía. Migraciones | 26 de mayo de 2019

Punto para personas migrantes

Las personas extranjeras cobran de media un 49% menos que las personas españolas en Andalucía

  • Frente a los 15.400 euros anuales que gana de media una persona española, el salario medio de una extranjera es de 7.900 euros al año. El principal motivo es que trabajan en sectores altamente precarizados y con contratos temporales
  • CCOO aboga por abordar esta problemática desde la política y afirma que “no habrá una integración real de las personas extranjeras mientras no estén en igualdad de condiciones en el mercado de trabajo, algo muy importante de cara a la integración de las nuevas generaciones de españolas y españoles cuyos progenitores son extranjeros

04/09/2018.
Personas trabajando en el campo

Personas trabajando en el campo

Las personas trabajadoras extranjeras representan, aproximadamente, el 9% de la población activa en Andalucía aunque ha habido un descenso de más de 18.000 personas desde 2015. Por sectores, la mayor parte de estas personas las encontramos en los invernaderos, la recolección de frutas y hortalizas, la hostelería y el comercio y, por supuesto, en el trabajo doméstico como empleadas de hogar o cuidadoras de personas mayores y también de menores.

De ellas, según datos de CCOO, el 34% son personas procedentes de la Unión Europea y 66% son personas extracomunitarias, lo que contrasta con los datos de población residente, ya que una parte de la población procedente de la UE son residentes inactivos, mientras que los no comunitarios vienen a trabajar.

En cambio, esa realidad laboral evidencia también una brecha salarial muy importante, y mientras el salario medio de las personas españolas en Andalucía es de 15.400 euros al año, el salario medio de las personas extranjeras es de 7.900 euros anuales, lo que supone un 51% menos.

Por lo tanto, las características de la población extranjera es su alta tasa de actividad, son más jóvenes que la media y tienen empleos más precarios y con una alta temporalidad, lo que a su vez implica problemas para acceder a las prestaciones por desempleo. “Hay un latente riesgo de pobreza y exclusión en una parte importante de las personas trabajadoras extranjeras y sus familias, como consecuencia de la dificultad para que las personas extranjeras accedan a mejores empleos”.

Ante esa realidad, CCOO aboga por abordar “esta problemática” desde la política y asevera que “no habrá una integración real de las personas extranjeras mientras no estén en igualdad de condiciones en el mercado de trabajo, algo muy importante de cara a la integración de las nuevas generaciones de españolas y españoles cuyos progenitores son extranjeros”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.